Día 7: 30/06/2011 - Esto se va acabando...

Lunes, 04 de Julio de 2011 17:11 Iosu Zaballa Noticias - Otros (news)
Imprimir

Nota previa: Sentimos el retraso, pero si os hemos entregado a los niños con ganas de descansar... Los monitores más si cabe. Eso y que hayamos intentado dos veces colgar este resumen y haya dado error... Bueno, a lo que vamos.

La mañana del jueves comenzó despertando a los niños, y aguantando el chaparrón de los que sufrieron (a mayoría) la noche de furia. Los monitores bastante teníamos con poder levantarnos después dehaber dormido sólo un parde horas pasadas...

La mañana amaneció con un tiempo aún frio, y en los entrenamientos de los chavales se notaba que el cansancio era más que notorio.  A pesar de ello, y teniendo en cuenta que el tiempo no permitía tocar la piscina, se decidió alargar un poco más estos entrenamientos para que no tuvieran tanto tiempo libre, así como cansarlos un poquito más, en previsión de posibles venganzas hacia los monitores.

El menú del mediodía fue delicioso, pero el tiempo y los excesos realizados durante este fin de semana han hecho que no nos acordemos de dicho menú.

Después de comer comenzamos dos nuevas y breves manualidades: la marioneta y las pulseras (con una sorprendente aceptación por parte de todos, dede los niños hasta los monitores). Al finalizar estas manualidades, se repartieron los bocatas de la merienda, pero obligando a que se bailara para poder conseguirlos, y aqui se vió claro que hay mucho sos@ que le da palo bailar un poquillo, pero también están los bailongos que les da igual cualquier tipo de música (Desde Michael Jackson hasta AC/DC) para ponerse a bailar sin parar...

Por la tarde volvimos a preparar campeonatos para todos, pero esta vez no iba a haber regalos para los ganadores, sino para todos, aunque eso... no lo sabían, ya que queríamos que compitieran como lo hicieron la tarde anterior.

Durante la tarde apareció a ratos el sol, y eso sirvió de excusa para una docena de locos de la piscina que sí fueron para allí, a pesar de que la temperatura... era la que era...

El mené de la cena... Pues como lo de la comida... Estuvo delicioso, seguro, pero por la misma razón que el de la comida... No podemos incluirlo aquí.

Para la noche, montamos una velada a base de pruebass variadas, en las que los monitores, vestidos de Mosqueteros, debían reclutar aprendices de mosquetero para vencer al malvado cardenal Richelieu. Como se puede ver en las fotos, se le diferencia a éste último, además de por  los colores dorado y gualda de su indumentaria, por la cofia cardenalicia propia de la época. Aquellos mal pensados que realmente era un malvado de Mazinger Z o los Power Rangers, o un percebe con tomate que sepan que están equivocados, ya que es una pieza única estilo rococó de mediados de siglo de las luces.

Después de las pruebas, algunas de ellass un poco salvajes (os remitimos a las fotos), repartimos las bolsas de chuches para todo el mundo, y en un rato para la cama.

Los chavales se quedaron sin la previsible venganza del día de furia, porque debido a ciertos restos de elementos traidos de estraperlo, generó un ataque de las hormigas asesinas en una habitación, por lo que, a pesar de no haber suficiente quorum entre los monitores, se cambió de habitación a esos chavales, yendo a la habitación de los monitores, y estos teniendo que emigrar a dormir a la sala común, al frio suelo. Muchos de los monitores seguimos pensando que deberían haber dormido con las hormigas... Si no llegan a traer contrabando... No habría pasado nada... Pero mira, se quedaron sin posibiilidad de devolvernos las putaditas... No hay mal que por bien no venga.

Y por fin, la última noche... No queda nada!!!!

Última actualización el Martes, 05 de Julio de 2011 08:42